Sentando la base de nuestro propósito en la rehabilitación neurológica en INIMA creemos que cada persona es única, por lo tanto, su tratamiento también lo es. Nos caracteriza ver la individualidad de cada persona. Cuando una persona deposita su confianza en nosotros, es primordial en nuestro trabajo conocer qué necesidades presenta y cómo podemos ayudar tanto a ella como a su familia, con el fin de mejorar su calidad de vida.

Contamos con un equipo multidisciplinar, en formación continua, que valorará cada caso de manera individual y desde todos los puntos de vista terapéuticos. Además en INIMA tenemos muy en cuenta la parte emocional tanto del paciente como de su familia, para poder abordar de la mejor manera el tratamiento que llevaremos a cabo, haciendo partícipes a tod@s, ya que durante el periodo de rehabilitación somos compañeros en los cuidados.  

Hay que saber, que teniendo un tratamiento en INIMA se garantiza la adaptación a las necesidades del paciente y/o su familia, ajustando los horarios y realizando el tratamiento donde se encuentra la persona, pueda ser en su domicilio, así cambie su lugar de estancia por circunstancias individuales, pudiendo realizar el tratamiento en el hospital si así fuera necesario.

Por ello, el propósito de INIMA es la intervención única e individualizada, buscando siempre la seguridad y confianza de cada persona.